Turismo en las Cataratas del Niagara

Cataratas del Niagara » Turismo

En la frontera entre Canada y Estados Unidos, se encuentra uno de los saltos de agua más grandes del mundo, unas cataratas que sorprenden y emocionan a casi todas las personas del planeta.

Con una altura aproximada de 236 metros sobre el nivel del mar, a orillas del Río Niagara y acompañado por un paisaje realmente hermoso, se vierten por esta agrupación de cascadas de diferentes tamaños y hasta 51 metros de altura (167 pies), 5.720 metros cúbicos de agua por segundo, brindando un espectáculo solo igualado por las Cataratas del Iguazú de Argentina.

Las Cascadas del Niagara están formadas por tres agrupaciones de saltos correspondientes a ambas Naciones, Las Cataratas Canadienses, las Cataratas Americanas y Cataratas Velo de Novia.

De esta forma, este tesoro natural moviliza a 14 millones de turistas todos los años, quienes encuentran al llegar, una ciudad óptimamente preparada para enfrentar y satisfacer las necesidades de todos los turistas que eligieron las fascinantes Cataratas para vivir sus vacaciones.

Los grandes saltos que forman las Cascadas están unidos por tres puentes que permiten apreciar desde la altura su totalidad y parte de la región.

La mejor época del año para visitar este hermoso destino turístico es en meses de verano ya que se realizan distintos espectáculos y actividades en sectores cercanos a las Cascadas, extendiéndose durante el día y la noche.

Hoy, las dos ciudades que rodean las Cataratas, ofrecen al turista miles de propuestas recreativas y culturales tanto diurnas como nocturnas, algunas de ellas son: Viajes en helicóptero, paseos en crucero por el Río Niagara hasta el pie de las Cascadas, tours y paseos por las plataformas ubicadas debajo y sobre las cataratas, ciclismo, prácticas de golf, espectáculos en vivo, salas de teatro, visitas a museos y a parques y reservas naturales, entre otros.

En las proximidades a las Cascadas del Niagara encontrarás una importante oferta de servicios diseñados especialmente para el turista: hoteles de diferentes categorías, restaurantes, casinos, bares, diferentes centros recreativos, canchas de golf, entre otros.